¿Por qué ocurren tantas desgracias en la ficción?

Muchos estudios han comprobado que las narraciones más populares relatan hechos infrecuentes, con frecuencia desgraciados. Un artículo publicado la semana pasada en Palgrave Communications explora el hipotético atractivo de las desgracias. Conforme a su hipótesis inicial, lo que estaría sobrerrepresentado en la literatura no serían exactamente las desgracias, ni la amenaza de las desgracias, sino cierto tipo de amenazas, que los autores denominan «ordalías»: las desgracias graves, infrecuentes y (hasta cierto punto) reparables.

Olivier Morin, Alberto Acerbi y Oleg Sobchuk han analizado 744 resúmenes de novelas norteamericanas del siglo XX, y han descubierto que en ellas la muerte violenta era 400 veces mayor que en la realidad; también estaba sobrerrepresentada en ese corpus la muerte natural, lo cual venía a cuestionar la hipótesis de la ordalía (ya que la muerte natural no tiene, ay, nada de raro). Ahora bien, analizando lexicométricamente un segundo corpus compuesto de diarios y cartas, los investigadores se percataron de algo más interesante aún, y es que esa desproporción también estaba presente en textos factuales.

Los investigadores partían de un postulado frecuente, según el cual la ficción —como los sueños— nos propondría simulaciones de situaciones conflictivas; consumir ficción sería una manera de entrenarse en la resolución de esas situaciones sin padecerlas directamente.

El resultado del estudio, sin embargo, no casa con esa asunción, ni avala que las «ordalías» sean especialmente frecuentes. Pero una investigación no tiene por qué confirmar su hipótesis para ser fascinante, y esta lo es, porque nos obliga a enfrentarnos ante la importancia de la desgracia en los relatos que hacemos del mundo, y a preguntarnos lo que esperamos de ella.


REFERENCIA: Morin, O. / Sobchuk, O. / Acerbi, A. (2019): «Why people die in novels: Testing the Ordeal Simulation Hypothesis», Palgrave Communications, 5, 2.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.